¿Tu hijo ya cumplió su primer año? Seguramente ver cómo los movimientos de tu pequeño pasaron de ser automáticos y desordenados a ser cada vez más controlados y voluntarios te llena de emoción y de preocupación al mismo tiempo, pues al ser cada vez más independiente y empezar a dar sus primeros pasos y gatear intentará descubrir el mundo, por lo que debes tener ciertos cuidados.

 Tips para cuidar a tu bebé a partir del primer año

Durante los primeros años de vida de tu hijo deberás tener mucho cuidado con su alimentación e higiene porque su sistema inmunológico aún se está fortaleciendo. Toma nota de los principales hábitos que te ayudarán a cuidar la salud física y emocional de tu bebé.

Cuidado y de la piel

La piel de los bebé es muy delicada por ello deben usarse productos hipoalergénicos y sin parabenos, sulfatos ni colorantes para evitar irritaciones o dermatitis. Al salir de la ducha, seca perfectamente sus pliegues y aplica crema hidratante para bebés.

Ropa limpia

Los bebés babean, regurgitan, gatean y tienen fugas de los pañales constantemente. Por esta razón es necesario cambiarlo de ropita varias veces al día. Recuerda lavar minuciosamente las prendas sucias con jabón hipoalergénico o neutro para evitar la presencia de virus y bacterias y no irritar su piel.

Hora de pasear

Si tienes planeado salir a dar un paseo, aplica protector solar dermatológico y vístelo con ropa que cubra su piel. No olvides llevar una maleta con un cambio extra, toallas húmedas, pañales y una chamarra por si baja la temperatura.

Limpieza de sus partes íntimas

Cambiar pañales es algo que no puede faltar en la rutina de higiene un bebé, esto evita que las heces entren en contacto con los genitales y produzcan irritaciones e infecciones. Escoge productos sin químicos y amigables con su piel.

Explorando la casa

Ahora que tu bebé ha empezado a gatear y a dar sus primeros pasos es muy importante que acondiciones tu casa para evitar accidentes; bloquea puertas y ventas, tapa tomacorrientes, mantén fuera de su alcance productos tóxicos y coloca protectores en las esquinas de los muebles.

Tiempo de jugar

Los juguetes son una herramienta básica para el desarrollo de los niños. Por lo que se recomienda elegir  juguetes que contribuyan al desarrollo de sus habilidades motrices y sociales, evita aquellos con bordes puntiagudos y materiales tóxicos. Los juegos, masajes, canciones y cuentos también son parte de su desarrollo.

Alimentación

Los alimentos complementarios deberían aportar la suficiente energía, proteína y micronutrientes de manera que, junto a la lactancia materna o artificial, cubran todas las necesidades del niño en esta etapa.

La lactancia materna está recomendada hasta los 2 años de vida; si esto no fuera posible, Similac 3 es la mejor opción para tu hijo ya que con su exclusiva combinación con HMO y nucleótidos, presentes en la leche materna, ayudarán a fortalecer su sistema inmune y, además es la única fórmula libre de oleína de palma, lo cual permitirá una mejor digestión y absorción de nutrientes.