Cuando hablamos de la dermatitis atópica debemos de tener dos cosas súper claras. La primera es que es una enfermedad crónica, lo que significa que puede durar 3 meses o más. La segunda es que se puede tratar y controlar y evitar que aparezca en forma de brotes.

La dermatitis atópica es un trastorno genético de la piel que normalmente se presenta desde la infancia, incluso en bebés de hasta 2 meses. Es una reacción hipersensible que muchas veces se parece a las alergias y puede ser difícil de controlar, especialmente en niños. El 10% de los niños la tienen en algún momento de su infancia. Si quieren detectarla lo más pronto posible para controlarla a tiempo, debes tomar en cuenta los siguientes síntomas característicos de la dermatitis atópica como:

  • Piel seca, ésta puede llegar a verse agrietada y hasta escamosa.
  • Comezón que suele ponerse peor por las noches.
  • Sarpullido o manchas rojas que normalmente aparecen en los pliegues de la piel como el interior de los codos o la parte de atrás de las rodillas.
  • Las manchas rojas también pueden aparecer en las muñecas, el cuello, los pies, los tobillos y hasta los párpados.
  • En los bebés, estas manchas suelen aparecer también en la cara (en los cachetes y barbilla) y en piel cabelluda.
  • Puede llegar a haber pequeñas protuberancias que suelten líquido transparente.
  • A veces la comezón es tanta que el niño se rasca desesperadamente dejándose marcas o lesiones como pequeñas partes en carne viva.

Si reconocen estos síntomas, ¡enhorabuena! dieron con el primer paso. Ahora lo que tienen que hacer es buscar un tratamiento para pieles atópicas que les ayude a aliviar y disminuir estos síntomas de resequedad, comezón e irritación, y que evite el riesgo de infección en la piel, con esto podran darle un cuidado diario a la piel de toda la familia. La dermatitis atópica en niños les causa molestias que muchas veces no los dejan dormir o los incomodan tanto que no pueden seguir con sus actividades del día a día.

Una buenísima opción de tratamiento y prevención es la línea de LETI AT4, la solución más completa para el cuidado de la piel atópica que puede usar toda la familia diariamente y que ayuda a calmar los síntomas como resequedad, comezón, irritación y evita el riesgo de infección en la piel, ya que al aplicarla crea una capa extra de protección para la piel.  Ahora que empieza el frío, es súper importante proteger la piel sensible y buscar una alternativa eficaz para prevenir brotes de dermatitis y así evitar que sufran. Y para eso está LETI AT4, que ayuda a proteger la delicada piel de la familia y ayuda a eliminar las molestias de la piel atópica. Vayan a buscarla y evítenle esa molestia a su familia ahora que empieza el frío.