¿Cuántos de ustedes no han pensando en la posibilidad de que su hijo tenga este trastorno solamente porque es una pirinola o porque se distrae fácilmente? Pues no, no todos tienen TDAH. Para identificar si tu hijo tiene TDAH entrevistamos a un experto en el tema.

ESCÚCHALO EN EL REPRODUCTOR

La Federación Española de Asociaciones de Ayuda al Déficit de Atención e Hiperactividad, informa que solo lo padece entre un 2 y un 5% de la población infantil a nivel mundial. Mientras que en México, una investigación del Instituto Nacional de Psiquiatría, de la UNAM, asegura que hay aproximadamente 1.5 millones de niños y adolescentes con este trastorno.

Según el artículo: “ADHD in children and Young people: prevalence, care, pathways and service provision” publicado en la revista Lancet se encontró que…

El trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH) es una afección crónica que afecta a millones de niños y a menudo continúa en la edad adulta. El TDAH incluye una combinación de problemas persistentes, tales como dificultad para mantener la atención, hiperactividad y comportamiento impulsivo.

Las revisiones sistemáticas establecen una prevalencia a nivel global de entre 2 y 7%, con un promedio de 5%. En tiempos de prepandemia se estimaba que al menos 5% de todos los niños tendrían dificultades sustantivas manifestadas como: hiperactividad, inatención e impulsividad que estarían en el límite de cumplir los criterios de TDAH.

El TDAH tiende a ser mal diagnosticado y en especial subestimado en niñas.

Si persiste en la adultez es un factor de riesgo para bajo desempeño académico/laboral, dificultad en las relaciones y empleo, etc.

En un estudio publicado en la revista Actas Españolas de Psiquiatría en 2019 se evaluó el screening de TDAH del preescolar en dos delegaciones de CDMX se encontró en el tamizaje 16% de personas en riesgo, confirmándose el diagnóstico en el 72% de los casos, dan do una prevalencia en este grupo de edad (3-5 años) de 11.5% similar a lo reportado en otros países.

En el caso de adultos, se estima una prevalencia de 2.5% de acuerdo con lo publicado en un artículo publicado en la revista BMC Psychiatry

Las comorbilidades más comunes son ansiedad, abuso de sustancias, problemas de personalidad. Lo más importante es la detección temprana y un manejo adecuado.

Un estudio publicado en febrero de 2022 en la revista Journal of Attention Disorders  identificó que además de la edad, el sexo y el índice de masa corporal (obesidad) el tener TDAH se asocia a peores desenlaces en pacientes infectados con COVID (81% más en severidad-Odss ratio 1.81 y 93% Odds ratio 1.93 además en referencia a hospitalización comparado con las personas que no lo tienen).

Otra de las nuevas áreas que se está estudiando es la de mujeres con TDAH embarazadas ya que es un área que junto con la parte de TDAH en el adulto se está comenzando a reforzar, en enero de 2021 en la revista Journal of Attentionat Disorders se identificó que los dominios críticos que se afectan en el embarazo son la función familiar, los cambios de humor y eso ha contribuido al uso de medicación durante el embarazo.

Los síntomas del TDAH comienzan antes de los 12 años de edad y, en algunos niños, se notan a partir de los 3 años de edad.

El TDAH ocurre con mayor frecuencia en los hombres que en las mujeres, y los comportamientos pueden ser diferentes según el género. Por ejemplo, los niños pueden ser más hiperactivos y las niñas pueden tender a ser menos atentas.

Subtipos

-Falta de atención predominante. La mayoría de los síntomas corresponden a la falta de atención.
-Conducta hiperactiva/impulsiva predominante. La mayoría de los síntomas son la hiperactividad e impulsividad.
-Combinado. Esta es una mezcla de síntomas de falta de atención y síntomas de hiperactividad/impulsividad.

Factores de riesgo

Entre los factores de riesgo del trastorno por déficit de atención/hiperactividad se pueden incluir:

-Familiares consanguíneos, como padres o hermanos, con trastorno por déficit de atención/hiperactividad u otro trastorno de salud mental

-Exposición a toxinas ambientales, como el plomo, que se encuentra principalmente en la pintura y las tuberías de edificios antiguos

-Consumo de drogas, consumo de alcohol o tabaquismo por parte de la madre durante el embarazo

-Nacimiento prematuro

ALERTAS

-No hay estudios que lo detecten
-No sirve el mapeo cerebral
-No sirve el electrocardiograma
-No sirve radiografía o tomografía
-El único diagnóstico que es válido es un experto en el tema y que ya haya diagnosticado otros síntomas

Donts

-La pandemia cambió todo, si tu hijo no tenía problemas de atención y empezó a tenerla durante la pandemia, no es TDAH y puede ser un tema de su relación con las pantallas
-No compares a tu hijo con otros
-No pensar que si yo tenía unos signos y creo que estoy bien, mi hijo estará bien. No te niegues a un diagnóstico.
-No medicar a tus hijos sin la supervisión del experto

TEST para saber si tu hijo tiene TDAH

Si sus hijos han presentado más de seis de estos signos en al menos seis meses seguidos, es probable que tengan TDAH y deben acudir con un médico para un diagnóstico más preciso.

Está basado en el Manual de Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales.

1. Con frecuencia falla en prestar atención a los detalles o por descuido cometen errores en tareas escolares, trabajo o actividades
2. Con frecuencia tienen problemas para mantener la atención en tareas cotidianas
3. Le cuesta permanecer concentrado
4. Parece no escuchar, incluso cuando le hablas de frente
5. Es poco organizado
6. Si su comportamiento es hiperactivo-impulsivo
7. Tiene dificultades para seguir instrucciones y no logra terminar las tareas o los trabajos escolares
8. No tolera hacer actividades que necesiten concentración
9. No pueden terminar de ver una película
10. No les gusta quedarse quietos o en un mismo lugar
11. Se les olvida hacer actividades cotidianas
12. Parece que tienen mucha pila
13. Es impulsivo y puede poner su vida en riesgo
14. Habla demasiado
15. Interrumpe conversaciones, juegos o actividades de otros, o se entromete en ellas
16. Pierde cosas con frecuencia (lapicero, libros, celular, cartera)
17. Con frecuencia juguetea con sus manos o pies y se retuerse en el asiento
18. Corre o trepa en momentos que no son apropiados