Cada día los científicos, expertos en reproducción asistida, buscan nuevos caminos para ayudar a las parejas, con problemas de infertilidad, a concebir un hijo sano. Y por ello, desde hace algunas décadas se investigan técnicas que utilizan células madre para lograrlo, como las células adiposas grasas.

¿Qué son las células madre?

De acuerdo con el doctor ginecólogo-obstetra, Jesús E. Luján Irastorza, biólogo de la reproducción, director de Clínica Pronatal, las células madre tienen la función especial de formar diversos tipos de células, como: aquellas que ayudan a que el corazón lata, el cerebro piense, los riñones limpien la sangre o se renueven las células de la piel, entre muchas otras.

Las células madre funcionan como un sistema de reparación interna y puede derivar en células especializadas de músculo, corazón, hígado, sangre y cerebro, entre muchos otros tejidos.

Los lugares de recolección más frecuentes para la obtención de células madre adultas son:

  • Médula ósea: aquí se localiza el repertorio más grande de células madre, además de ser el más estudiado.
  • Grasa: se obtiene del tejido adiposo, con un procedimiento similar a la liposucción y se obtienen células madre en mayor abundancia. Tienen gran plasticidad de desarrollo y potencial terapéutico
  • Cordón umbilical: se obtiene durante el parto y son una fuente de células que no han sido expuestas al envejecimiento ni eventos tóxicos. Además, se han descrito otras fuentes de células madre fetales en la gelatina de Wharton (es un tejido que rodea la vena umbilical y los vasos en el cordón), también en el líquido amniótico y la placenta.
  • Sangre periférica: normalmente existen células madre circulando en la sangre, pero en muy pequeña cantidad y, por lo general, son provenientes de medula ósea. Para obtener una mayor cantidad deben ser estimuladas.

No te pierdas: Mira el desarrollo de tu bebé en nuestra sección «Semana a Semana»

¿Células madre para un embarazo?

¿Es posible utilizar algún tipo de célula madre para quedar embarazada? De acuerdo con Luján Irastorza, la terapia celular para lograr un embarazo consiste en utilizar la capacidad de renovación que tienen las células madre para identificar el tejido u órgano dañado y regenerarlo.

De esta manera, “la aplicación de células madre llamadas mesenquimales provenientes de tejido adiposo (en los ovarios) nos ayuda a aumentar las probabilidades de producir óvulos maduros y con buena energía celular, en pacientes cuyas probabilidades de lograr un embarazo son bajas, ya sea por falla ovárica prematura, baja reserva ovárica o pobre energía de los óvulos”, explica Luján Irastorza, maestro en biología molecular.

¿Cómo se lleva a cabo el uso de células madre?

A fin de utilizar las células madre mesenquimales existen dos vías:

  1. La extracción y procesamiento de células madre de la propia mujer. Se extraen aproximadamente 100 centímetros cúbicos (cc) de tejido graso de la mujer y se lleva a cabo su procesamiento para extraer las células madre. Después, se prepara plasma rico en plaquetas para usar como vehículo de las células madre y también se le agregan factores de crecimiento. Posteriormente, se aplican las células madre junto con el plasma intra ovárico. La aplicación se lleva a cabo previa preparación de la mujer y bajo sedación.
  2. El transplante de células madre utilizadas de un banco de células madre. Se prepara también plasma rico en plaquetas y se seleccionan células madres de un banco. Enseguida, se aplican las células madre junto con el plasma intra ovárico, bajo anestesia y con una preparación de la mujer.

Si te interesó esta nota, sigue leyendo: ¿Tiene que haber compatibilidad genética con mi pareja si me quiero embarazar?

¿Desde cuándo se usa esa técnica y costo aproximado en México?

El uso de células madre mesenquimales tiene más de 20 años de utilizarse en el mundo. Esta técnica se usa en la clínica Pronatal desde hace tres años y, por tanto, tienen publicados tres artículos de investigación en gacetas medicas internacionales, puesto que aquí se han realizado tres procedimientos exitosos con resultado de bebés sanos. El costo va desde los 50,000 pesos.