Estar embarazada es motivo de alegría y felicidad, pero también puede provocar incertidumbre y sobre todo miedo. Aunque esta es una emoción completamente natural, es importante aprender a manejarlo, por eso te quiero hablar de los miedos básicos que tienen las embarazadas.

¿Te sientes identificada con alguno de estos miedos básicos que tienen las embarazadas?

El miedo es un sentimiento normal y humano, que es común en muchas mujeres embarazadas, ya que están gestando una vida en su interior y hay situaciones que te pueden ser desconocidas, no sabes exactamente qué es lo que va a ocurrir, tu vida dará un gran cambio y sobre todo si eres una mamá primeriza.

Vamos a hablar de los principales miedos que presentan las mamás y cómo los puedes manejar:

1. Miedo a que tu bebé tenga alguna afección o problema de salud

“¿Vendrá bien mi bebé?”, la pregunta que muchas mamás se hacen y aunque hoy por hoy existen muchos estudios para saber qué es lo que ocurre con el pequeño dentro del vientre materno, las fantasías de que algo esté mal, de problemas de salud en el pequeño puede ser tan desbordante que puede afectar tu estado de ánimo.

¿Cómo manejarlo?

Te recomiendo hablarlo y atender estas fantasías mediante la estimulación prenatal, escribir un diario sobre tu embarazo puede ayudarte a calmar estos temores.

Pregunta al especialista sobre el desarrollo de tu hijo, de cómo va creciendo, y esto te irá ayudando a tranquilizarte.

Conoce: «Es hermosa pero demandante»: dijo Mon Laferte sobre la maternidad

A no ser una buena madre

El deseo de ser una madre que provea de una crianza amorosa a su hijo, es un deseo común a las madres, que viene acompañado por los roles sociales y culturales sobre la idea del significado de ser una “buena madre”: sacrificada, entregada, que deja a un lado su vida por el bienestar de su hijo.

La culpa invade a muchas madres, si trabajan, si mejor se quedan con el bebé en casa, si se deja en una guardería o con la abuela, lo que puede terminar estresándolas y afectando su proceso de maternaje.

¿Cómo manejarlo?

Para calmarte te invito a que te trates bien, si te respetas, podrás dejar de ser tan autocrítica contigo misma, comprendiendo cómo te sientes, para que así identifiques lo que realmente necesita tu bebé.

Temor al parto

El temor al dolor, a lo desconocido, a no saber si tú o tú bebé saldrán bien de este proceso, puede provocar una gran tensión.

Lo que aumenta si no te informas de lo que realmente ocurre en el parto o una cesárea. Se pueden revivir situaciones sobre tu sexualidad, tu idea sobre lo femenino, de que ser mujer es vergonzoso y doloroso.

¿Cómo manejarlo?

Prepararte para el parto o la cesárea, entender que es lo que va a ocurrir en tu cuerpo, atender los tabúes que tienes sobre el tema y sobre todo reconciliarte con tu ser femenino, te ayudará a vivir una experiencia feliz.

Revisa: ¿Qué es la placenta adherida o placenta accreta?

Parto prematuro

Que un embarazo no llegue a término puede resultar muy difícil, tanto para la madre como para el padre.

¿Cómo manejarlo?

El hablar con el especialista sobre cómo prevenir un parto prematuro, además de alimentarte bien y hacer ejercicio, escribiendo y conectándome con tus emociones te ayudará a superar este miedo.

Que tu vida cambie

Tu vida se transformará, eso es un hecho. Ahora un ser pequeño e indefenso dependerá de ti y construirás un lazo para toda su vida.

El ser madre y la transformación de tu vida en áreas como: el trabajo, el sueño, tu relación de pareja, tu sexualidad, todo cambiará y es normal que esto te provoque estrés.

¿Cómo manejarlo?

Busca apoyo con otras madres, habla sobre tu experiencia, de lo que puedes anticipar y lo que no; puede ayudarte a sentirte más tranquila y acompañada.

¿Qué piensas de estos temores?, ¿los has sentido?, ¿qué haces para superarlos?, me encantaría leerte y saber sobre tu experiencia en la maravillosa aventura de ser mamá.

Te invito a que te unas a mi comunidad para mamás y sus bebés, en el Curso Tú embarazo de ensueño, feliz y consciente.

Solo por esta semana te ofreceré el curso a un súper precio y además la primera sesión es ¡gratis!. Inscríbete en esta página y no te pierdas la oportunidad de estar mucho mejor contigo misma y con tu bebé.