¿Has escuchado hablar del granuloma del embarazo? Le preguntamos a la especialista en salud oral, Luisa María Macouzet Guerrero, vicepresidenta del Consejo Mexicano de Periodoncia y esto nos contó.

¿Qué tipo de tumor es el granuloma del embarazo?

Es un tumor benigno de la encía, de tamaño variable y que suele ocurrir frecuentemente durante el embarazo. “La causa exacta es desconocida, pero se ha encontrado relación con una irritación local a nivel de la encía (traumatismo durante el cepillado o masticación, por ejemplo)”, explica Macouzet Guerrero.

Además de una lesión en la encía, la presencia de placa dentobacteriana y sarro también son factores de riesgo.

¿Por qué el granuloma ocurre en la gestación?

De acuerdo con la entrevistada que es experta en periodoncua e implatología quirúrgica, este tipo de tumor ocurre durante la gestación, porque los niveles hormonales están  aumentados.

“La progesterona y estrógeno favorecen la proliferación de tejido hiperplásico y de granulación, es por eso que su presentación y crecimiento son rápidos. La progesterona en específico tiene un impacto en el sistema vascular gingival”, advierte Macouzet Guerrero.

Todo ello incrementa el flujo de los vasos sanguíneos y, en consecuencia, se afecta la integridad de las células del endotelio capilar. Es por ello que encontramos gingivitis o sangrado de las encías muy frecuentemente en las mujeres gestantes, explica la experta.

El granuloma del embarazo le puede ocurrir a cualquier mujer embarazada debido a los niveles hormonales aumentados, pero más si tiene algún factor de riesgo como:

-Mala técnica de cepillado
-Placa dentobacteriana
-Sarro
-Hábitos que causen traumatismo local en sus encías

Tumor que parece una mora

Este tipo de tumor benigno aparece de forma súbita y crece rápidamente. “Es una lesión elevada de consistencia blanda al principio y granular (con aspecto de mora), y su coloración varía desde el rosa pálido al color vino, e incluso marrón en caso de hemorragia.

“No es una lesión dolorosa, pero al ser vascularizada tiende a sangrar fácilmente. Su tratamiento es quirúrgico: se realiza una pequeña cirugía con anestesia local para retirarlo en su totalidad y se envía siempre a estudio para confirmar el diagnóstico. La recuperación es muy rápida”, afirma Macouzet Guerrero, vicepresidenta del Consejo Mexicano de Periodoncia.

Sin atención altera la estética y el habla

El granuloma del embarazo si no se atiende puede crecer hasta alcanzar varios centímetros y alterar la deglución, estética e incluso habla de la mujer. Si el traumatismo continúa, puede ulcerarse y necrosarse, quedando cubierta la superficie por un fluido blanco que pudiera confundirse con pus.

Por todo lo anterior, “es ideal tratarlo desde etapas tempranas (durante el embarazo) y quitar factores de riesgo haciendo limpiezas dentales y chequeos regulares durante toda la gestación”.

Además, si la mujer tuvo un granuloma durante una primera gestación es probable que la pueda volver a desarrollar en un segundo embarazo. Ante ello, para evitar este tipo de tumor es necesario:

1. Acudir a una revisión con el odontólogo antes del embarazo
2. Tener una higiene dental meticulosa
3. Cepillarse al menos tres veces al día
4. Uso de hilo dental
5. Chequeos dentales periódicos: se recomienda una revisión por trimestre.

“Es importante para prevenir este padecimiento y muchos otros, ya que algunos procesos infecciosos como la periodontitis, se agravan con el embarazo, y pueden provocar complicaciones como partos prematuros y bebés de bajo peso”, advierte la experta en salud oral, Macouzet Guerrero.

También lee:
→La higiene bucal de tu hijo desde el embarazo
→La semana 8 del embarazo
→10 mitos más comunes del embarazo