Cuando una mujer da a luz a su bebé, no todo es alegría, puesto que una de cada 500 puede caer en la oscuridad de desarrollar psicosis posparto, también se le conoce como psicosis puerperal o psicosis posnatal. ¿Sabes de qué se trata?

Tras el parto, por vía vaginal o cesárea, la mujer tiene una gran descarga de hormonas que pueden alterar su estado emocional por algunos días, incluso algunas llegan a sentir depresión posparto. Sin embargo, otras más desarrollarán lo que se conoce como psicosis posnatal.

¿Qué es la psicosis posparto?

Es enfermedad mental grave que se presenta poco después de tener un bebé.  “Un número importante de mujeres embarazas, sus parejas, familiares e incluso médicos no saben de la existencia de la psicosis posparto y, por tanto, esperan que la mamá se sienta completamente feliz por la llegada de su recién nacido. Sin embargo, aunque la mamá lo desee, ella no se siente bien y comenzará presentar signos de alteraciones mentales”, explica el ginecólogo Jesús Luján Irastorza, director de Pronatal, entrevistado de forma exclusiva para Bbmundo.

Los cambios mentales en el embarazo y el posparto son comunes, 90%  de las mujeres desarrollará un síndrome pasajero de ansiedad, 3% entran en una depresión mayor y 5% manifestarán una activación del trastorno de la personalidad: trastorno delirante, manía, bipolaridad y/o psicosis, que pueden ir entremezcladas”, explica el entrevistado.

¿Por qué se presenta la psicosis posparto?

De acuerdo con Luján Irastorza, en los últimos años se han incrementado 10 veces más los problemas psiquiátricos en las mujeres que cursan con un embarazo, debido estos factores:

1. Edad de la embarazada. Los embarazos están ocurriendo con mayor frecuencia en mujeres mayores de 32 años de edad, lo cual incrementa el desbalance hormonal en el posparto

2. Obesidad materna. México es el país con más embarazadas con sobrepeso y obsesas en el mundo, el incremento de la grasa visceral y el alto consumo de carbohidratos conlleva daño en los neurotrasmisores cerebrales.

3. Sedentarismo antes y durante el embarazo. Cuando el cuerpo no se mueve tampoco hay regulación de los neurotrasmisores cerebrales y de los que están a nivel intestinal, por ello, se incrementan los estados psicóticos.

4. Alimentación condimentada. Debido a su gastronomía, la población mexicana tiene más casos de síndrome de colon irritable y eso genera que no se produzca las cantidades adecuadas de la serotonina y dopamina intestinal, ello impacta en el estado emocional.

5. Tendencia genética a la ansiedad. Los mexicanos tienen una genética elevada para presentar la ansiedad, sin embargo, esta situación se compensa con las reuniones, los amigos y la felicidad de ser uno de los países más alegres del mundo.

6. Herencia. Si en la familia d ella mujer hay antecedentes familiares de psicosis u otras manifestaciones psiquiátricas en el embarazo, es posible que hay más riesgo de desarrollarlas.

7. Abuso y violencia contra la mujer. Si una mujer vive violencia y está constantemente estresada durante el embarazo, parto, y el posparto se puede favorecer una desorganización psíquica.

Te recomendamos leer: FOTOS – Así se ve la depresión posparto

Síntomas de la psicosis posparto

Si bien cada mujer es diferente, existen algunas señales que dan una alerta roja:

Alucinaciones: escuchar, ver, oler o sentir cosas que no existen. “La enfermera del hospital está afuera de la casa” / “El bebé me llamó por mi nombre”, etc.
Delirios: pensamientos o creencias que no son ciertas. “Alguien quiere robar a mi bebé” / “Me cambiaron a mi bebé en el hospital”, etc.
Estado de ánimo maníaco: hablar y pensar que se es una divinidad, hablar mucho o demasiado rápido. “Mi recién nacido salvará el mundo” / “Todos los días mi bebé está creando ideas únicas”, etc.
Melancolía y depresión: llanto fácil, falta de energía, pérdida de apetito, ansiedad, agitación o dificultad para dormir.

De acuerdo con Luján Irastorza a veces hay mezcla de un estado de ánimo maníaco junto a un estado de ánimo depresivo, o bien, la mujer vive estados de ánimo que cambian rápidamente, por ello es esencial llevarla al hospital a fin de darle el tratamiento más adecuado, que debe incluir terapia, tratamiento medicamentoso y seguimiento estrecho médico.

Te recomendamos estos libros

Un tranvía llamado PPP (Psicosis PostParto)
Autor: María Arroyo
Compra aquí

Mujeres y psicosis
Autor: Brown Marie
COMPRA AQUÍ

Entender las psicosis. Hacia un enfoque integrador
Autor: Jorge L Tizón
COMPRA AQUÍ

Baño de hierbas posparto, ¿para qué sirve?

¿Faja o rebozo para el cierre de cadera en el posparto?