Recientemente los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) establecieron que los niños recuperados de Covid-19 tienen más riesgo de padecer diabetes y esta noticia despertó mucha preocupación en la comunidad de padres de familia. Para salir de dudas, invitamos al Dr. Miguel Ángel Guagnelli, para que nos explicara todo sobre las consecuencias a largo plazo de que un niño haya tenido Covid-19.

El Dr. Miguel Ángel Guagnelli, es endocrinólogo pediatra, nos explicó que hay consecuencias propias de la infección por haber tenido Covid-19, pero se tienen más registros en adultos que en niños, por ejemplo: pérdida de gusto y olfato.

Esto es mejor conocido como Covid Largo, esta condición que persiste en el cuerpo aunque el virus ya se haya ido, esto se presenta con síntomas como:

-Fatiga
-Falta de aire o dificultad para respirar
-Tos
-Dolor articular
-Dolor en el pecho
-Problemas de memoria, de concentración o para dormir
-Dolor muscular o de cabeza
-Latidos rápidos o palpitaciones
-Pérdida del olfato o del gusto
-Depresión o ansiedad
-Fiebre
-Mareos al ponerte de pie
-Empeoramiento de los síntomas después de hacer ejercicio físico o mental

¿Es verdad que los niños pueden desarrollar diabetes después del Covid-19?

El primer dato que salió fue dado por la CDC donde se dijo que los niños que habían padecido Covid-19, eran propensos a desarrollar diabetes. Pero primero hay que poner el contexto de que en el estudio no separaron entre diabetes tipo 1 o tipo 2. Son dos cosas diferentes:

Diabetes tipo 2 se da en niños y adolescentes con obesidad o que traen un gen hereditario que lo detona.

Diabetes tipo 1 no tiene nada qué ver con peso o si son obesos, es una enfermedad autoinmune donde las células atacan el páncreas.

Aquí no las separan entonces solamente dicen que aumentó la diabetes; sin embargo, como seguro ya han leído, durante la pandemia se dispararon los casos de niños con sobrepeso, por el mismo encierro y la poca movilidad que han podido tener. Los que tenían sobrepeso aumentaron de gravedad y los que eran delgados, algunos aumentaron de peso.

Por otro lado, en la revista de pediatría, JAMA Pediatrics, publicaron un estudio por parte del hospital de San Diego, donde se dio a conocer que en ese hospital encontraron un 57% de más casos de diabetes infantil en el periodo de marzo 2020 a marzo 2021.

Cabe aclarar que esto fue porque en el año 2019 entraron 119 niños y en 2020-2021, se hospitalizaron 187. Es decir, sí es un 57% más pero no son miles de niños en muchos lados. Esto solo se registró en este lugar.

No es que haya millones de casos, y lo que sí es que hay que estar pendientes de lo que siga pasando ya que aún es muy pronto para tener conclusiones de este tipo porque todo está evolucionando.

No nos alarmemos, pero como papás debemos estar alertas de los cambios en la salud de los niños.

¿Podemos prevenir que un niño padezca Diabetes tipo 2?

Sí hay genes que lo determinan y en México somos propensos, pero en el 85% de los casos tiene que ver con los hábitos, que también heredamos, no solo los genes. Generalmente por generación va empeorando.

En el caso de los niños y adolescentes ya es un hecho que pueden desarrollar diabetes tipo 2 y esto se da generalmente, sí por la genética, pero también por la obesidad o sobrepeso.

¿Qué consecuencias podría tener un niño que tuvo Covid-19?

El Dr. Miguel Guagnelli, que además es miembro de la Endocrine Society, establece que aún es muy pronto para determinar si habrá secuelas físicas en los niños. Sin embargo, en los adultos se han detectado:

-Fatiga
-Falta de concentración
-Pérdida de memoria
-Dolores musculares
-Ataques de ansiedad

En niños apenas se están estudiando y aunque se está recopilando, aún no es algo generalizado. El Covid largo es una realidad y sí hay niños que han presentado algunos de los síntomas que ya comentamos, pero la línea es muy delgada entre saber si es a causa del Covid-19 o por el encierro en sí, que han vivido por la pandemia.

Sin embargo, sí se han detectado niños con depresión, ansiedad. Ahora bien, en el caso de niños que sean propensos a desarrollar enfermedades respiratorias, es muy temprano para saber pero sí se han identificado casos de niños con pérdida de olfato o de gusto.

¿En qué casos debemos acudir a un médico para atender las secuelas?

No hay una sola que no deba atenderse. Si el niño está deprimido, tienen que acudir con un psicólogo, así como si sigue con algún síntoma físico y se debe acudir al médico.

Si no está comiendo o durmiendo bien, si hay cambios de comportamientos, hay que buscar ayuda con los médicos. Confíen en sus instintos y cuando noten que algo no está bien, busquen atención.

Recordemos que para que un síntoma sea caracterizado como Long Covid, es necesario que duren más de 3 semanas y en el único caso de los síntomas que se dan después de la aplicación de la vacuna, no tienen que durar más de tres días, excepto quizá el de la alteración en la menstruación de las mujeres.

¿Nos podemos contagiar de dos variantes diferentes en poco tiempo?

Inmediatamente se supone que no, pero sí ha habido casos que se han contagiado con tres semanas de diferencia. También se han presentado casos de personas que se vuelven a infectar de la misma variante en poco tiempo.

Por eso es tan importante la vacunación ya que se sabe que esto disminuirán las posibilidades de hospitalización o muerte.

Para conocer toda la entrevista completa aquí te dejamos el video completo: