En México, más del 80% de los niños tienen caries y esto, además de la falta de higiene, es debido al consumo de azúcares, por parte de los menores. Para hablar sobre la higiene bucal de tu hijo desde el embarazo entrevistamos a la odontopediatra, Carla Ramírez Lojero, quien nos explicó cómo evitar que tu hijo tenga problemas bucales.

Tips para la higiene bucal de tu hijo desde el embarazo

Carla Ramírez Lojero quien ha trabajado en el cuidado de bebés, niños, adolescentes y cuidados orales en el embarazo explicó que como sabemos, los primeros mil días de vida son súper importantes en la vida de un bebé. Aquí la recomendación es que la mamá, desde el embarazo tenga una dieta balanceada porque hay una programación metabólica. Es decir, podemos acudir a la epigenética para activarle buenos hábitos desde el vientre. Entonces con una dieta balanceada podemos ayudar a que nuestros hijos no rechacen estos alimentos cuando empiecen su momento de ablactación.

Como sabemos, lo ideal es no fumar durante el embarazo, ni que el padre lo haga para que el bebé se desarrolle de la mejor manera. Otra recomendación es acudir al odontólogo una vez por trimestre para recibir limpiezas bucales pero además existen otras como la periodontitis, enfermedad por bacteria que ataca los tejidos de soporte del diente, la encía, el hueso, ligamento periodontal, lo que nos puede ocasionar pérdidas dentales.

“No sé si han escuchado hablar el mito de “por cada embarazo, un diente” y esto es un mito, las mujeres no deberían perder los dientes en el embarazo. Por eso es importante acudir a las citas dentales para actuar correctamente ante los cambios hormonales como el cambio de ph salival, que aparece en el primer trimestre”, explicó Carla Ramírez.

En el caso de la higiene bucal de tu hijo desde el embarazo, la periodontitis, está relacionada con preeclampsia y el bajo peso del bebé prematuro. Por eso es tan importante poder controlar esta enfermedad bucal y no contribuir a este tipo de detalles.

Los dientes del bebé se forman en el primer trimestre, más o menos entre la semana ocho y la semana 10 del embarazo, por eso la importancia de acudir al dentista.

¿Cuáles son los cuidados bucales del recién nacido?

Además de la higiene bucal de tu hijo desde el embarazo, lo mejor que podemos darle a un recién nacido, es la lactancia materna, lamentablemente no siempre se puede y podemos hacer lactancia mixta o solamente el uso de fórmulas y es válido.

Aunque anteriormente se recomendaba el uso de una gasa con agua para la limpieza del bebé; sin embargo no hay pruebas científicas que esto nos asegure la salud bucal. Entonces mientras no haya un diente afuera de la encía, no debemos realizarle una higiene, en especial si hay lactancia materna exclusiva ya que ésta contiene inmunoglobulinas, es decir protección ante varias enfermedades, incluso como Covid-19, que se ha demostrado que contiene anticuerpos para el recién nacido. De igual forma nos ayuda a prevenir caries en nuestro hijo.

Por eso cuando hay lactancia materna no hay que hacer limpieza bucal mientras no haya diente, pero con lactancia mixta o artificial sí se puede realizar la limpieza a partir de los tres meses.

¿Cómo debe ser la limpieza?

Además de la higiene bucal de tu hijo desde el embarazo, el recién nacido debe recibirla a partir de los tres meses, si lleva una alimentación mixta o con fórmula. Esto debe ser con una gasa limpia y con agua, pasándola por los dientes, lengua, encías y carrillos o cachetes.

Se espera que el bebé tenga su primer diente a partir de los primeros seis a ocho meses, pero cada bebé es diferente y cuando sale el primero, la rutina cambia y se debe hacer con un cepillo y pasta con 1100 partes de millón de flúor. Esto se debe hacer con un cepillo no con dedal, ya que esto es para calmar la comezón o estimular sus encías.

El cepillo debe ser con una cabeza chica para que entre a su boca y no lastimarlo, además que el mango debe ser ergonómico para que los dos puedan usarlo, aunque la limpieza la hagan los papás.

Las pastas dentales deben tener 1000 o 1100 partes por millón de flúor, desde que sale el primer diente, por recomendación de la OMS. Entonces sí sirven aquellas pastas atractivas para los niños, siempre y cuando tengan la cantidad necesaria.

El cambio de pasta dental de adulto, puede hacerse desde siempre, pero depende si les molesta, sino pues desde el primer diente se puede hacer el cepillado con una pasta dental de adulto. En el caso de que no sea así, puede usarla desde los seis años.

¿En qué debemos fijarnos a la hora del cepillado?

Aceptémoslo además de no tener higiene bucal de tu hijo desde el embarazo, no sabemos cepillarnos los dientes correctamente y es que va más allá de hacerlo de arriba hacia abajo o de abajo hacia arriba, sino que además debemos cepillar la lengua, los carrillos o parte interna de los cachetes, así como el paladar.

Cuando están muy chicos, hasta los tres años sí recomiendo que limpien la lengua con una gasa y agua. De igual forma deben hacerlo en los bordes gingivales, la parte del diente pegada a la encía donde se acumula la placa. De igual forma en medio de los dientes, donde podemos usar hilo dental, desde que tienen más de un diente.

El cepillado debería ser de 8 a 10 veces cada diente, un cepillo abarca más o menos dos dientes, si estamos hablando de un niño con dentición completa, estamos hablando de unos 4 minutos de lavado bucal, solamente de cepillado.

¿Y el enjuague bucal?

Sí recomiendo el uso de enjuague bucal con flúor y sin alcohol para niños, también aquellos que detectan la placa, no pintan tanto pero eso nos indicará dónde nos está fallando el cepillado. Estos los pueden usar cuando aprendan a escupir.

La cantidad correcta de pasta dental que deben usar es:

-De 1 a 8 dientes, la mitad de un grano de arroz
-De 8 deintes a 3 años es un diente de arroz
-De 3 años a 6 años una lenteja
-De 6 años en adelante, la cantidad de un chicharito

Se recomienda no enjuagar la pasta para que se quede el flúor en la boca, entonces se recomienda incluso no escupirla para que el efecto se mantenga.

En cuanto al consumo de azúcares, el Instituto Nacional de Salud Pública (INSP) dentro de la Encuesta de Salud y Nutrición en menores de 12 años durante la pandemia por COVID-19 (ENSARS-CoV-2), detalló que los niños mexicanos consumieron alimentos no recomendables entre tres y cuatro días a la semana; donde seis de cada 10 toman un vaso de refresco diario, incluso el 23 por ciento de los bebés de entre 6 y 23 meses lo hacen.

Ante estas cifras, la experta recomendó que moderemos el consumo de estos productos ya que eleva los problemas bucales y de obesidad o diabetes. Para tener las mejores herramientas para una correcta higiene bucal de tu hijo desde el embarazo, el recién nacido y las primeras etapas de vida, entra  aquí y conoce las mejores opciones para tus críos.