Lo que no sabías de los dientes de leche

Redacción bbmundo · 5 septiembre, 2016

¿Ya sabes a qué edad salen, cuándo comenzarán a caerse y el tipo de cuidados?

La llegada de los dientes de leche o temporales, es parte de una etapa complicada de los niños, porque es molesta y causa irritabilidad, sin contar con que los niños ponen todo lo que encuentran en su boca y eso puede ocasionar alguna enfermedad estomacal.

Te interesa: De qué se enferman cuando salen sus primeros dientes

Esto es lo que posiblemente no sabías de los dientes de leche:

Aunque no lo creas, los cimientos de una dentadura comienzan desde que un bebé está en el vientre materno. Existe una sustancia que la formará y que es creada por las mujeres cerca de la semana 6 u 8 de gestación. Además, información de dentalfearcentral.org señala que cuando llega el segundo trimestre del embarazo, el feto ya tendrá el tejido duro que rodea los dientes y se fijan los cimientos de la dentición permanente.

Para que una mujer pueda crear dicha sustancia debe ingerir cantidades considerables de calcio, fósforo, y vitaminas C y D.

Los dientes de leche aparecen cuando un bebé tiene entre 6 meses y 2 años y medio. Como no es la dentadura definitiva, está compuesta por menos piezas.

Te interesa: Tips para lavar sus primeros dientes

dentadura

Algo que no siempre se toma en cuenta es que no por ser temporales son menos importantes o requieren menor cuidado. De hecho, el National Institute of Health de Estados Unidos señala que  debes tener más precaución con ellos porque, de lo contrario, podrían afectar el lenguaje de tu hijo ya que ciertos dientes funcionan junto con los labios y la lengua para formar sonidos. Además existe la posibilidad de la falta de fluidez en su habla.

Odontopediatras internacionales señalan que los dientes de leche son pieza clave en la niñez porque ayudan a la masticación, deglución, la fonación y en todo el desarrollo de las funciones de la boca. Estos ayudan a que se formen los huesos maxilares, a que la cavidad crezca de manera normal y correcta, y mantienen el espacio para la aparición de los dientes permanentes.

Te interesa: Higiene bucal desde bebé

Otro punto a considerar es que los dientes de leche son más pequeños y más gruesos que los definitivos. El esmalte y la dentina (una capa de marfil que rodea la parte interna de los dientes llamada pulpa dentaria), son más finos y están menos mineralizados, por lo que son más vulnerables ante la caries. Por eso es muy importante que cuides la forma en que tu hijo lava sus dientes.

Te interesa: Así deben cepillarse los dientes

¿Te gustó esta nota? Califícala
no me gustópuede mejorardos tresme gustame encanta (3 votes, average: 4,33 out of 5)
Loading...