¿Estás lista para volver al trabajo después del embarazo?

Redacción bbmundo · 2 enero, 2017

¿Ya pasaron los 40 días? Haz este test para saber si estás lista para dejar a tu hijo en la guardería.

mama dejando a su hijo para volver a trabajar
Toda mamá que trabaja se hace la pregunta del millón después de la cuarentena: ¿estás lista para volver al trabajo y dejar a tu bebé? Antes de entrar en una gran crisis, analiza todas las opciones y decide según tu estilo de vida e intereses personales. Resuelve este test y descubre si estás lista para volver al trabajo:
  1. ¿Crees que la maternidad está peleada con la vida profesional? a) No. Puedes ser una súper mamá y trabajar a la vez b) Sí. ¿Para qué decidiste ser mamá entonces? c) Todo depende de la organización
  1. ¿Piensas que por quedarte en casa con tu hijo, tu carrera profesional se vendrá abajo? a) Sí. Me agobia la sola idea de pensarlo. ¡Tantos años en la universidad! b) Quizá. Pero no me importa c) No. Puedo regresar cuando yo quiera
  1. No sientes ningún tipo de culpa al dejar al crío en la guardería. a) Para nada. Un altar para el que las inventó b) ¿Guardería? Los niños nacieron para ser cuidados por su mamá c) Un poco. Pero no queda de otra
  1. Tu situación económica es uno de los motivos por los que la idea de regresar a trabajar ronda tu cabeza últimamente. a) De acuerdo b) Para nada c) Puede ser
  1. Las amigas regresaron a trabajar y tú sientes presión por hacer lo mismo... a) Aunque no lo hagan, ¡siento presión y ya! b) ¿Cuáles amigas? Todas se quedaron en casa c) Me lo recuerdan todos los días
  2. El trabajo que tienes se ajusta al 100% con tu plan de ser mamá. Festivales, enfermedades, salidas, paseos, tareas. Lo tienes todo bajo control. a) Al 100% b) Para nada. Pedir permiso a mi jefe es misión imposible c) Quizá un 50%
  3. ¿Sientes ansiedad de sólo pensar que tu única conversación diaria por unos meses será con un bebé? a) Amo a mi hijo, pero sí b) No. Sentiría más ansiedad de dejarlo con algún desconocido c) Quizá, pero me acostumbraría
  4.  ¿Estás dispuesta a ser más organizada para poder dividir maternidad y trabajo? Piénsalo: menos sueño, quizá más estrés. a) Lo tengo todo bajo control b) ¿Correr a la oficina, a la guardería y repetir eso todos los días? Paso c) Cosa de organizarse. Las mamás somos multitask
  5.  Piensa en el escenario: tú regresaste a trabajar y tu mejor amiga no, ella lleva al hijo a curso de estimulación y no se ha perdido ninguna de sus “primeras veces”. ¿Cómo te hace sentir? a) No comparo mi situación con la suya. Ella quiso quedarse en casa, yo trabajar. Así las cosas b) Bien por ella. Está bien, envidia c) Un poco de culpa, pero puedo sobrellevarlo
  6.  ¿Cuál es la principal razón por la que regresarías a trabajar? a) Porque amo ser mamá y también profesionista b) Para poder ayudar con las cosas básicas que necesita mi familia c) Para tener un “colchón” por si las dudas Mayoría de A: Te URGE regresar a trabajar después del embarazo. Puede ser que tu situación económica no lo requiera, pero es cierto que te sientes plena y feliz en tu trabajo. Para que no te cueste trabajo el cambio, arma un plan para organizarte y prepara la mayoría de las cosas el fin de semana, así no andarás a las carreras y tendrás todo bajo control cuando regreses de trabajar. Si lo llevas a la guardería, asegúrate que cumpla con tus expectativas. ¡No dudes en pedir ayuda! Sabemos que eres multitask, pero una ayudadita nunca está de más. Mayoría de B: Lo mejor es que te quedes en casa, al menos en lo que crece. Así no sentirás culpa de dejarlo con alguien más y podrás dedicarte a tu hijo el tiempo que quieras. Olvídate de los prejuicios: todas las mamás sienten conflicto y nunca saben si están haciendo lo mejor hasta que se deciden a intentarlo. Sin importar si prefieres quedarte a cuidarlo, recuerda que siempre debes hacer lo que es mejor para tu situación familiar, aunque a veces toma tiempo decidir qué es. Mayoría de C: Parece que no estás completamente segura de qué es lo mejor y que necesitas tiempo para acostumbrarte primero a ser mamá. ¿Por qué no buscas un trabajo de medio tiempo o quizás uno que puedas hacer desde casa? Así podrás irte organizando y harás más fácil la transición llegado el momento. Contempla tu situación económica y por qué no, discútelo con tu pareja para que lleguen a un acuerdo.

¿Te gustó esta nota? Califícala
no me gustópuede mejorardos tresme gustame encanta (5 votes, average: 3,40 out of 5)
Loading...