Guía nutricional durante el embarazo

Redacción bbmundo · 28 agosto, 2017

Recuerda que comer bien es de las mejores cosas que puedes hacer por el bien de tu bebé.

Es importante que sepas que tu futuro bebé se beneficiará de las previsiones que tomes ahora para cuidar tu dieta. De hecho, comer bien es de las mejores cosas que puedes hacer por el bien de tu hijo. Así pues, antes de quedar embarazada debes empezar a cuidar tu alimentación para asegurar que tu estado nutricional sea el adecuado, pues así aprovecharás bien los nutrientes, de modo que no estés excedida de peso pero tampoco demasiado delgada.

Al respecto, es necesario recalcar que durante embarazo de ningún modo es oportuno hacer dieta.

Debido a que es imprescindible que almacenes bien los nutrientes que te serán necesarios durante el embarazo, diariamente debes consumir:

a) De dos a tres alimentos ricos en calcio, como leche, queso, yogurt o jugos adicionados con calcio.

b) Siete raciones de frutas y vegetales, pues de acuerdo con las investigaciones, el ácido fólico ayudará a tu bebé a protegerse contra los defectos del tubo neural (por lo que debes consumir dos o más raciones ricas en ácido fólico). Entre los alimentos ricos en ácido fólico se encuentran las lentejas, el jugo de naranja, las espinacas y el brócoli. Otras raciones deben corresponder a frutas y vegetales ricos en vitamina C; en este grupo se incluyen naranjas, toronjas, limones, kiwi y papaya, entre otros.

c) Debes comer al menos dos raciones de alimentos magros, ricos en proteínas, tales como pescado o aves.

d) Consume al menos seis raciones de cereales enteros, como arroz silvestre, avena y trigo.

e) Toma muchos líquidos.

f) Además de llevar una dieta saludable, debes tomar suplementos vitamínicos y minerales que contengan de 100 a 150% de los porcentajes diarios recomendados para todas las vitaminas y minerales. Asegúrate de que tus suplementos incluyan 400 microgramos de ácido fólico y 18 miligramos de hierro, mismos que debes consumir diariamente. Lo anterior es muy importante, porque cada vez hay nuevos estudios en los que se demuestra que los suplementos vitamínicos y minerales reducen la incidencia de diferentes tipos de defectos al nacimiento.

¿Te gustó esta nota? Califícala
no me gustópuede mejorardos tresme gustame encanta (1 votes, average: 5,00 out of 5)
Loading...