Las fotos que muestran la importancia de vacunar a los bebés

Redacción bbmundo · 10 agosto, 2017

Una mujer originaria de Queensland compartió las imágenes de su hijo enfermo de varicela.

Siguen existiendo personas que creen que vacunar a los bebés y niños es algo contraproducente. Ya sea porque consideran que las vacunas pueden ser peligrosas o no tienen ningún efecto, los padres dejan sin el derecho a la salud a sus hijos.

Pero una mujer decidió compartir lo sucedido para que otros padres no pasaran por lo mismo y para hacerlo usó el caso de su propio hijo.

Kayley Burke, originaria de Queensland, Estados Unidos, publicó en su cuenta de Facebook un par de fotografías de su hijo Elijah, de 11 meses de edad, en las que visiblemente está cubierto de costras y ampollas causadas por la varicela.

Burke reveló que su hijo contrajo varicela porque era "demasiado joven para ser inmunizado”. Pero eso no era lo que le molestaba, sino que su hijo se contagió de varicela luego de que otros bebés más grandes y en edad de ser vacunados, no fueron inmunizados y propagaronla enfermedad.

“Vacunen a sus hijos. Las siguientes fotografías demuestran exactamente el porqué. Nuestro pobre bebé era muy pequeño para vacunarlo contra la varicela. […] Piensen en el riesgo en el que ponen a otros niños indefensos que, debido a su edad, son demasiado pequeños como para poder vacunarlos. […] Estoy muy molesta de que esté enfermo. Soy un creyente fuerte en las vacunas y estoy seguro de que si él fuera lo suficientemente mayor como para recibir la vacuna, no estaría tan enfermo”, se puede leer en la publicación.

Elijah tuvo que ser hospitalizado durante una semana, al igual que su hermanita de tres años, Kayley, porque ambos contrajeron la enfermedad viral.

“La varicela adulta es tan horrible y dolorosa que preferiría dar a luz. En pocas palabras, si no vacunas a tus hijos, eres un idiota”, agregó la madre.

La importancia de las vacunas

Tu hijo nace con un sistema de defensa (inmunológico) que aún no termina de desarrollarse, por ello vacunar a tu hijo es esencial para su salud.

Las vacunas introducen en su cuerpo todo o parte del virus o bacteria sin provocar la enfermedad; esto obliga a su organismo a defenderse y producir anticuerpos. Después, por medio de los linfocitos (células específicas) memoriza ese sistema de defensa y reacciona ante el ataque de este microorganismo.

Hay algunas condiciones específicas en las que debes prestar atención:

  • Las vacunas pueden ser aplicadas por el pediatra o el médico general en un centro de protección maternal o un dispensario (busca las campañas que realiza, de forma pública y gratuita, el gobierno o asociaciones privadas).
  • Tu hijo sólo puede ser vacunado si se encuentra sano; debes evitar que se realice en periodos en que tiene fiebre, está en convalecencia (después de una varicela por ejemplo) o sufre un episodio de alergia.
  • La mayoría de los bebés lloran cuando se les pone una vacuna, tú puedes ayudar a que se mantenga tranquilo abrazándolo.
  • Muchos bebés no tienen una reacción obvia a la vacuna, pero a algunos les da un poco de fiebre dentro de las 24 horas siguientes y pueden sentirse algo irritables. Es normal si la zona de la inyección toma un color rojizo durante un día, acude al pediatra sólo si no desvanece después de este tiempo.
  • Si tu bebé fue prematuro, más que cualquier otro bebé debe recibir sin retraso todas las vacunas programadas en los tiempos indicados

¿Te gustó esta nota? Califícala
no me gustópuede mejorardos tresme gustame encanta (12 votes, average: 3,33 out of 5)
Loading...