Lo que debes saber del Síndrome de Tourette

Redacción bbmundo · 3 abril, 2017

Menos del 15% de quienes lo padecen tienen tendencia patológica a decir obscenidades (coprolalia).

El Síndrome de Tourette es un padecimiento neurológico que se caracteriza porque antes de los 15 años aparecen tics, movimientos y sonidos vocales involuntarios; aunque sólo 10% de quienes lo sufren requieren atención médica.

Normalmente los síntomas surgen o aumentan con la tensión, disminuyen al relajarse y son más severos en los primeros años de adolescencia. Muchas personas tienen cierto control sobre éstos, pues sienten un impulso premonitorio, pero al final son irresistibles, como un estornudo, y aunque pueden demorarlos, deben expresarlos en otro momento.

Los estudios indican que se hereda como gen dominante, lo cual significa que cada paciente tiene, en cada hijo, más o menos 50% de probabilidades de transmitirlo. Los hombres son tres o cuatro veces más propensos a heredarlo que las mujeres, y mientras ellos tienen mayor inclinación a presentar tics, ellas tienden a mostrar rasgos obsesivo-compulsivos.

Esto es lo que causa el Síndrome de Tourette

Los motivos exactos son desconocidos; las causas del Síndrome de Tourette se relacionan con anormalidades en ciertas regiones del cerebro, en los circuitos que lo interconectan y en la actividad anormal de al menos un neurotransmisor, como la dopamina o la serotonina.

¿Cuáles son los síntomas del Síndrome de Tourette? Es posible que haya cambios en el tipo, frecuencia y lugar donde se producen los tics. También pueden indicar el grado de afectación de acuerdo a una escala que los divide en:

- Simples: intervienen un limitado número de músculos, incluyen parpadeo, muecas, carraspeos, chasquidos

- Complejos: actúan grupos musculares y parecen deliberados, como dar saltos, golpear, decir obscenidades (coprolalia) y repetir lo que se escucha (ecolalia)

No existe un análisis de laboratorio para detectarlo. El diagnóstico se realiza mediante la observación de un especialista; para descartar otros problemas es probable que solicite una resonancia o una tomografía, pues quienes lo tienen suelen presentar una afección concurrente como TDAH, depresión o alguna dificultad en lectura, escritura y aritmética.

Aunque la gravedad disminuye con la edad y muchas veces, para controlarlo y aprender a vivir con él se recurre a psicoterapia. Otros tipos de tratamientos contra el Síndrome de Tourette son los neurolépticos (o antipsicóticos), clonidina, antidepresivos y ansiolíticos. Estos requieren estricto control médico y son inusuales en el control de movimientos involuntarios; sin embargo no existe alguno efectivo para todos los casos, que elimine completamente los síntomas y no tenga efectos secundarios como somnolencia y embotamiento.

¿Te gustó esta nota? Califícala
no me gustópuede mejorardos tresme gustame encanta (1 votes, average: 1,00 out of 5)
Loading...