El sueño hasta el primer año

Redacción bbmundo · 30 agosto, 2017

¿Ansías que duerma una noche completa? ¡Descubre estos tips para lograrlo!

Igual que la alimentación, el descanso es fundamental para un desarrollo sano. Mientras tu bebé duerme, su cuerpo y su cerebro trabajan para crear defensas, convertir las calorías en energía y prepararse para el aprendizaje.

Por eso, es importante que durante los primeros meses, le ayudes a crear buenos hábitos para dormir y prevenir problemas futuros.

 

¿Cuánto tiempo?

 

Es difícil establecerlo con exactitud ya que cada persona tiene un ritmo característico determinado por su edad, costumbres y ambiente que lo rodea.

En la siguiente tabla encontrarás los patrones de sueño que se consideran normales para el primer año. No te alarmes si tu hijo está lejos de ellos, lo importante es tener en cuenta sus necesidades.

Edad Tiempo total (hrs) Día (hrs) Noche (hrs)
Recién nacido 16 - 18 8 8 - 10
3 meses 15 6 9
6 meses 15 4 11
9 meses 14 3 11
1 año 13 ½ 2 ½ 11

 

Para que duerma mejor

 

  • Establece una rutina para que comprenda que ha llegado el momento de ir a la cama. Crea un ritual, por ejemplo, bañarlo, contarle un cuento o darle un masaje
  • Crea un ambiente tranquilo y silencioso, revisa que la temperatura sea agradable porque demasiado frío o calor podrían despertarlo
  • Acuéstalo antes de que se quede dormido, así no despertará cuando lo dejes en la cuna y se acostumbrará a relajarse y dormir solo
  • Evita dejarle el biberón porque al terminárselo, podría despertar y buscarlo. Además, esta acción favorece la aparición temprana de caries. Si se calma usando chupón, permítele usarlo, pero retíralo suavemente
  • No vayas cada vez que llora. Aprende a identificar su llanto, ya que con frecuencia lo único que necesita es tenerte cerca. Espera unos minutos antes de verlo, si continúa quejándose revisa que no esté mojado, tenga hambre o fiebre
  • No lo estimules durante la madrugada al cambiarle el pañal o alimentarlo, hazlo en silencio, sin prender la luz, ni cargarlo o arrullarlo
  • Disminuye las actividades y el juego intenso por lo menos un par de horas antes de acostarlo
  • Procura que las siestas no sean por más de tres horas seguidas en el día
  • Impide que juegue dentro de la cuna, podría interpretarlo como una recompensa por estar despierto
  • Enséñalo a dormir en su propia habitación entre los seis y ocho meses, o en una cama separada a la tuya

Recuerda que los buenos hábitos de reposo te premiarán con un niño alerta y activo, así como noches más tranquilas para ti y tu pareja.

¿Te gustó esta nota? Califícala
no me gustópuede mejorardos tresme gustame encanta (9 votes, average: 3,67 out of 5)
Loading...