Aprendiendo a dormir: el sueño de los bebés

Redacción bbmundo · 29 septiembre, 2017

El sueño suele ser una de las principales preocupaciones de los padres, aquí te decimos cuántas horas necesita de descanso.

Durante los primeros años de vida, el sueño suele ser una de las principales preocupaciones de los padres y para que tanto ustedes como su hijo puedan adaptarse a vivir en el mismo hogar, es necesario que él aprenda a compartir los ritmos de descanso y de vigilia con los cuales funciona su familia.

El sueño se va desarrollando a medida que tu bebé crece. Para él, aprender a dormir es parte del proceso que lo llevará a ser independiente y enseñarlo a descansar, significa que sean capaces de separarse, tomar distancia y dejar que aprenda a ser autónomo por la noche. Si trabajas durante el día, es normal que quieras reponer el tiempo al anochecher pero, si lo haces estarás perturbando sus patrones de vida que a la larga serán más difíciles de recuperar.

Como sucede con otros aspectos de la paternidad, respecto al sueño irás conociéndolo poco a poco y podrás reaccionar de diferente manera cuando lo escuches despertarse, si necesita que lo calmes hasta que se vuelva a dormir y en qué casos conviene dejar que se calme por sí solo.

 

Para los más pequeños

 

  • Un recién nacido duerme la cantidad que necesita, ni más ni menos y no distingue entre el día y la noche
  • Su estado natural es el del sueño: en promedio, duerme 16 horas diarias, aunque algunos pueden llegar a las 20 y otros no superar las 14
  • La rutina del sueño está muy ligada a las comidas y su ritmo biológico, se repite cada tres o cuatro horas, periodo en el que se despierta para ser limpiado-alimentado y volver a descansar

 

Ayúdalo a distinguir entre día y noche

 

  • Cuando duerma de día, no bajes del todo las persianas o las cortinas de la habitación. En la noche déjalo a oscuras como señal de que es hora de dormir. Es importante que aprenda sobre la oscuridad desde un principio, de lo contrario luego podrá tener dificultades para sentirse cómodo y seguro sin luz
  • En el sueño diurno no procures un silencio total en el ambiente
  • Tu bebé puede estar en tu habitación – en su “moisés” o cuna – hasta los tres meses de edad, momento en que ya podrá dormir en su propio dormitorio
  • Báñalo por la noche para que se relaje antes de la cena
  • Si lo alimentas nocturnamente, no es aconsejable hacerlo en su habitación pues debes separar sus hábitos de comer y dormir
  • Propicia una rutina especial antes de la hora de descansar, como cantarle una canción, ponerlo en su cuna o darle un oso de peluche. Este patrón le ayudará a identificar el momento del sueño, que se basa en repetición y seguridad

La posición adecuada para dormir a tu bebé

 

Ya tiene tres meses

 

Entre los tres y cuatro meses, tu bebé irá alargando sus periodos de sueño nocturno y podrá hacer el cambio de ritmo biológico de tres o cuatro horas al de 24 horas. Aquí es muy importante que te perciba segura y tranquila cuando lo lleves a su cuarto, de lo contrario le costará trabajo entender que debe quedarse solo.

Lo recomendable es que se duerma entre ocho y nueve de la noche y si la rutina de sueño es la correcta, afrontará con naturalidad el momento de acostarse y le será fácil separarse de ti. Así, en poco tiempo se ajustará al ciclo día-noche y dormirá sin interrupciones, lo cual deberá ocurrir a los seis o siete meses de edad como máximo.

 

¿Cuántas horas de sueño al día necesita?

 

  • 16 a 17 horas en la primera semana de vida
  • 15 horas a los 3 meses
  • 14 horas a los 6 meses

 

¿Te gustó esta nota? Califícala
no me gustópuede mejorardos tresme gustame encanta (5 votes, average: 4,20 out of 5)
Loading...