¿Qué hacer si mi hijo no toma agua?

Redacción bbmundo · 7 septiembre, 2017

Es importante que tu hijo conozca la importancia que tiene este líquido para su salud.

El hábito de tomar agua con regularidad es fundamental. Por esto que es importante inculcar a los niños que sus cuerpos necesitan este líquido vital para funcionar correctamente.

Pero sabemos que no es una tarea fácil. Muchas veces los bebés o niños no le toman gusto al agua por su falta de sabor al estar acostumbrados a beber leche o jugos. Lo que es seguro es que tu esfuerzo por inculcarles este hábito saludable valdrá la pena y es que los expertos indican que el agua es una bebida fundamental para el desarrollo de los niños pequeños.

 

¿Cuánta agua deben beber los niños?

 

Cabe aclarar que las necesidades de agua varían según las condiciones ambientales, fisiológicas y las diferentes etapas de la vida, siendo la infancia la principal etapa en la que los niveles de hidratación deben ser óptimos.

Durante los primeros meses de vida, no es necesario dar de beber agua al lactante, salvo en situaciones especiales, como en verano con calor intenso, cuando presenta fiebre o diarrea y lo recomiende su pediatra.

Una vez iniciada la ablactación es conveniente añadir más agua a la dieta del bebé. Los especialistas recomiendan que los bebés deben tomar agua a partir de los 4 meses. NUNCA ANTES, además de que deben tomar 30 mililitros (una onza) por kg de peso.

Así, desde el año hasta los 10 años conviene beber un litro diario (de 4 a 6 vasos pequeños), y dos litros entre los 11 y los 18 años (de 6 a 8 vasos).

Según la Agencia Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA), un niño de entre 1 y 3 años debe tomar 4 o 5 vasos de agua al día.

 

¿Y si no quiere tomar agua?

 

No es una misión imposible encontrar la forma en la que tu bebé tome agua, por eso te compartimos algunos consejos para que lo logres.

1. Toma agua frente a él: Si quieres que tu hijo tome agua pero tú siempre tomas refresco, jugos u otra bebida, será difícil que él crea que es algo necesario para tu cuerpo. Recuerda que mucho de lo que aprenden los niños en su infancia, es por imitación así que predica con el ejemplo.

2. Explícale claramente por qué debe beber agua: Muchas veces obligamos a los niños a hacer algo sin explicarles por qué lo tienen que hacer o en qué les beneficiará. Es importante que tu hijo sepa la importancia que tiene este líquido para su salud.

3. Decora los vasos o botellas: Si el envase parece atractivo, los niños estarán más interesados por probar lo que hay dentro.

4. Ponle algo de sabor: Para que no sea una tarea difícil, puedes preparar de vez en cuando aguas de sapo con sus frutas favoritas.

5. Otras fuentes: Toma en cuenta que tu hijo también se hidrata al comer frutas, verduras, caldos o sopas: una manzana contiene 85% de agua, el plátano 75% de agua, el brócoli 89 % de agua, la zanahoria 90% de agua y las uvas 81%.

¿Te gustó esta nota? Califícala
no me gustópuede mejorardos tresme gustame encanta (1 votes, average: 5,00 out of 5)
Loading...