Con estos nombres, tu hijo será más exitoso

Redacción bbmundo · 15 agosto, 2017

Según la ciencia, según cómo nos llaman podría configurar nuestra personalidad y éxito.

Podría parecernos una locura pero, de acuerdo a varios estudios científicos, el nombre que elegimos para nuestros hijos (o el que eligieron nuestros padres para nosotros mismos) influye de manera importante en su personalidad y el éxito que tengan en el futuro.

Por ejemplo, en una investigación realizada en 1954 por los psicólogos Albert Ellis y Robert M. Benchley, se concluyó que las personas que poseen nombres raros presentan una mayor tendencia a padecer “severa perturbación emocional” que en aquellos con nombres corrientes.

En 1948, dos investigadores de la Universidad de Harvard (EE UU) hallaron que los varones con nombres inusuales o excéntricos, eran más propensos a mostrar rasgos neuróticos. Ese mismo año, los psicólogos Houston y Sumner, de la Universidad de Howard (EE UU), llegaron a la misma conclusión en su análisis pero con el sexo femenino.

Estudios más recientes, publicados entre 2008 y 2011, también indican que los nombres comunes son los más favorecedores. Así, los individuos que tienen nombres familiares y fáciles de pronunciar, causan mejor impresión, alcanzan puestos más altos en las empresas y son contratados antes.

“Los nombres son la piel de las cosas. Es con lo primero que nos encontramos. En la relación social, el nombre envuelve a quien lo posee, y dependiendo del tipo de nombre que tenga va a generar una serie de expectativas y albergar determinadas connotaciones que van a definir parte de lo que los demás esperan de esa persona”, explica el psicólogo Sergio García Soriano, portavoz del Colegio Oficial de Psicólogos de Madrid, al periódico El País.

 

Los nombres rimbombantes

 

¿Y qué pasa con los nombres rimbombantes? Si los nombres complicados podrían determinar tropezones en el éxito de una persona, un nombre rimbombante o resonante podría presentar carácter fuerte de las personas que los poseen.

“La etimología de nuestro nombre nos impregna de ciertas características. El sonido presta alguna característica a la personalidad de quien lo tiene”, explica García Soriano.

Así, la sonoridad y rotundidad del nombre conllevaría una vibración que aporta energía que acompañará a la persona toda la vida.

“Con el nombre, a un niño puedes darle protagonismo o exclusión. Un nombre complicado genera poca integración”,concluye el psicólogo.

¿Te gustó esta nota? Califícala
no me gustópuede mejorardos tresme gustame encanta (26 votes, average: 2,00 out of 5)
Loading...