El corazón de tu recién nacido

Dr John Rhodes · 29 septiembre, 2017

Conoce algunas formas de identificar defectos congénitos del corazón en tu hijo.

Cada 29 de septiembre se conmemora el Día Mundial del Corazón, una celebración que se centra en crear y promover entornos favorables para la salud cardíaca con la finalidad de lograr que las personas sean capaces de tomar decisiones saludables para el bienestar de su corazón en donde sea que vivan, trabajen, estudien o se diviertan.

Con la ayuda de pediatras y guías para padres, los papás y las mamás se vuelven rápidamente expertos en identificar potenciales problemas de salud en su hijo en crecimiento, pero no todos están conscientes de los síntomas de desórdenes del corazón que se presentan en 8 de cada mil recién nacidos.

Los defectos congénitos del corazón son identificados con frecuencia cuando el bebé aún se está desarrollando dentro de la madre o inmediatamente después de nacer; pero algunas condiciones son más difíciles de detectar en el primer examen.

Estos defectos van desde agujeros y válvulas con mal funcionamiento, hasta irregularidades en los vasos sanguíneos. La mayoría se pueden tratar exitosamente por medio de cateterismo o cirugías en hospitales especializados en condiciones congénitas del corazón.

 

Cómo reconocerlos en los bebés 

 

Los recién nacidos con un problema del corazón pueden:

  • Tener dificultades al respirar
  • Sudar mucho cuando comen
  • Desarrollar un tinte azulado alrededor de las encías, lengua y extremidades
  • Dormir mas frecuentemente de lo esperado

Visita al pediatra si tu hijo:

  • Se sofoca más rápidamente que los demás
  • Suda más que el resto en alguna actividad
  • Presenta una tonalidad azulada alrededor de encías y los labios
  • Tiene dificultad en relacionarse con otros niños cuando juega
  • Se desmaya

 

¿Y en niños mayores?

 

Debes estar pendiente de los mismos síntomas anteriores. Además puede pasar que:

  • Se maree o desmaye con el ejercicio
  • Le duela el pecho al hacer alguna actividad
  • Sea intolerante al ejercicio o se fatigue rápidamente

Todos los niños que muestren algunos de estos síntomas pueden no tener un problema del corazón. Por ejemplo, algunos simplemente sudan más que otros y el mareo puede ser indicador de que tu hijo no está tomando suficientes líquidos. Sin embargo, es importante que se lo menciones al pediatra para que pueda evaluar cualquier síntoma.

 

Cuidado en la adolescencia

 

Cada tres días, un joven atleta aparentemente saludable muere repentinamente a causa de un problema en el corazón. Un típico maestro o entrenador de deportes puede no detectar problemas potencialmente peligrosos que cuasen una muerte repentina durante una actividad deportiva.

Si tu hijo adolescente participa en actividades deportivas, asegúrate de que le realicen un electrocardiograma antes de participar. El electro puede identificar situaciones que pueden salvarlo de una tragedia.

No debemos perder a un niño por una causa prevenible. Un electrocardiograma puede identificar anomalías del corazón para que el niño o joven reciba el tratamiento que necesita para continuar una larga vida saludable.

¿Te gustó esta nota? Califícala
no me gustópuede mejorardos tresme gustame encanta (7 votes, average: 4,43 out of 5)
Loading...